Close sidebar

Kimberly Nosa y Laura Roca – WARMI POWER

Kimberly Nosa Vaca y Laura Roca dejaron sus trabajos estables para crear Warmi Power, que en quechua e inglés une dos palabras, mujer y poder. Empezaron con el proyecto enseñando defensa personal de forma gratuita a mujeres de La Paz y hasta ahora, ya han capacitado a más de 10.000 niñas y adultas en todo el país, para que afronten situaciones de agresión y se empoderen.

 

¿Qué es Warmi Power?

Quisimos agrupar dentro del nombre toda la fortaleza de la mujer boliviana y a la vez hacerles saber que ese poder no tiene límites, ni fronteras. Enseñamos herramientas básicas de escape de defensa personal, incluimos la parte del autocuidado y la autoprotección. Pero además queremos empoderarlas, con diferentes dinámicas que comprenden elevar su autoestima, autoconfianza, prevenir cualquier tipo de violencia ya sea física o psicológica.

 

¿Cómo y dónde nace éste proyecto?

Desde muy pequeñas teníamos claro que el saber defendernos era muy necesario, en esa época aun la práctica de las artes marciales era considerada un deporte exclusivamente para hombres. En nuestro país, si bien al día de hoy las cosas han mejorado en ese aspecto, aun luchamos día a día con las agresiones y violencia hacia las mujeres, pero el hecho de que, por ejemplo, mujeres de pollera aprenda a defenderse, rompe cualquier estereotipo. Con el objetivo de brindar mayor seguridad a las mujeres nace Warmi Power – Empoderamiento y Defensa Personal. Enseñando herramientas básicas de escape ante agresiones, por medio del fortalecimiento del nivel de autoestima, la mejoría del estado de salud y disminución del estrés, fomentando el empoderamiento y la cohesión de grupo en mujeres. Nació en la ciudad de La Paz sin embargo pudimos ir por toda Bolivia.

 

¿Quiénes son las integrantes de Warmi Power?

Somos tres mujeres con metas y propósitos similares, que juntando su experiencia y sus ganas de hacer algo diferente por cambiar la situación de su país y en vista de que no existe una alternativa como esta, decidimos dejar de lado nuestros empleos “estables” para dedicarnos al 100% a Warmi Power- Empoderamiento y Defensa Personal. Laura Roca: Empecé en las artes marciales desde mis 6 años, llevo más de 23 años entrenando el arte del TAEKWONDO, hace 6 años tengo mi propio club y doy clases de defensa personal hace 8 años. Soy psicóloga y trabaje bastante en todo lo que son temas de género, empoderamiento de mujeres, derechos, prevención de violencia, promover la igualdad de género, agresión contra las mujeres. Es por eso que quise unir todo ese conocimiento para hacer algo diferente y poder dejar mi granito de arena.

 

Kimberly Nosa Vaca: El Taekwondo lo practico desde mis 15 años, actualmente, estoy en preparación constante para ser profesora del club que soy parte y la defensa personal, de profesión soy Coach Ontológico y Coach Femenino, mi propósito de vida es lograr empoderar al mayor número de mujeres, teniendo un sueño de llegar a un millón, con todo lo que abarca, el empoderamiento, autoestima, actitud positiva, inteligencia emocional. Con toda la experiencia acumulada al haber trabajado en talleres mediante voluntariados y otros siendo responsable de diplomados para mujeres. Rosa Alfaro (Mamá de Laura Roca) estudios en educación física, competidora de fisicoculturismo, cinturón rojo en Taekwondo, personal trainer, practicante de pole dance, crossfit y funcional.

 

¿Quiénes se benefician con Warmi Power?

Hemos trabajado ya con más de 10.000 mujeres niñas y niños en 4 años, de diferentes esferas sociales y de todas las edades. Viajamos con Warmi Power por toda Bolivia. Trabajamos capacitando y dando talleres de defensa personal a grandes empresas públicas y privadas, comprometidas con la equidad de género y la prevención de violencia en mi país. Pero además tenemos nuestro proyecto social, donde llegamos a escuelas públicas lejanas de la ciudad y universidades públicas de manera totalmente gratuita. Llegamos a cualquier entidad que esté interesada en adquirir nuestro servicio en todo el país, ya que nuestra metodología se adapta y obviamente es diferente para cada grupo, o sector, no es lo mismo enseñarle a defenderse a una persona de una comunidad, que a una persona del área rural por ejemplo, porque el contexto y las problemáticas son diferentes. También trabajamos con niños, adolescentes y varones, con temas específicos como el control de la ira, la inteligencia emocional y masculinidades. En nuestros cursos intentamos enseñar hasta que sean capaces de decir NO cuando algo les molesta, las mujeres en nuestro país hemos normalizado muchas actitudes de parte de otros, que quizás no nos gustan, pero debido a nuestra crianza o cultura no somos capaces de decir basta. Cuando una persona nos abraza y no nos sentimos cómodas, no somos capaces de poner límites. Desde este simple ejemplo hasta reconocer relaciones toxicas y cómo salir de ellas, son temas que abordamos en nuestros talleres.

 

¿Crees que la sociedad boliviana es machista?

Aun nos toca vivir en una sociedad machista, esto lastima a todos. Cuando empezamos con este proyecto nos tocó ir a diferentes zonas alejadas de la ciudad para enseñar defensa personal a las mujeres. Las primeras clases eran llenas y al regresar las próximas clases veíamos una disminución, esto porque ellas mismas nos contaban las razones del abandono y era porque sus maridos les prohibían regresar, primero porque no querían que ellas aprendan a defenderse y segundo porque entre amigos habían burlas sobre que ellas al aprender estas técnicas podrían utilizarlas con sus maridos, estos eran ridiculizados entre amigos al enterarse que sus esposas pasaban las clases y por este motivo las dejaban volver a las clases. “Mi marido no quiere que venga, dice que sus amigos se burlan que yo le pueda pegar y tampoco quiere que aprenda a defenderme porque él me grita, pero no me pega” decían. Son diversas las situaciones que tuvimos que pasar, donde obviamente el machismo esta presente en nuestra sociedad.

 

¿Es importante que una mujer aprenda a defenderse físicamente?

Es importante que estemos preparadas físicamente por si se nos presenta una situación de riesgo o peligro claro, tener las herramientas básicas necesarias en caso de requerirlas. Pero además lo primordial es estar preparadas psicológicamente, saber cómo reaccionar y ante qué situación, a veces el miedo nos paraliza y este es un tema que abordamos en los talleres. Sin embargo, el aprender a defendernos poniendo limites en nuestras relaciones cuando algo no nos gusta también puede salvarnos la vida. Es lo que diferencia a WARMI POWER de cualquier otro curso, tenemos una metodología integral hecha por profesionales no solo en artes marciales sino también en psicología.

 

Un mensaje final para los lectores de la Revista CLICK

Todos tenemos la responsabilidad de aportar hacia una sociedad con igualdad de género, libre de cualquier tipo de violencia, que seamos una sociedad más empática y no tan indiferente hacia todo lo que ocurre.

 

La violencia no se resuelve con violencia, pero aprender a defenderte puede salvarte la vida.

Spread the love

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *