Close sidebar

Fernando Arze Echalar – Actor Boliviano

Fernando Arce Echalar actor boliviano, dejó el país a sus 10 años para radicar en Brasil y Estados Unidos de Norteamérica, razón por la que se autodenomina mitad boliviano y mitad brasilero. Participó en varios largometrajes nacionales cómo El atraco, Carga Sellada, Muralla y Fuertes, entre otros, también participó en series de cadenas internacionales cómo Fox. Sus interpretaciones han sido aplaudidas y merecedoras de varios reconocimientos. La Revista Click conversó con el actor para conocer un poco de su historia y sus proyectos.

 

¿Cuéntanos algo de tus inicios, cómo comenzaste en la actuación?

Fernando Arze (FA): Me fui a Brasil cuando tenía 10 años de edad, fui a EEUU a los 17 para estudiar Ingeniería Electrónica en Lafayette College, y luego de formarme, a los 21 años, fui a New York a estudiar actuación, viví 10 años en esa ciudad. El teatro entró a mi vida cuando yo estaba terminando el segundo año de la facultad, el 2005 volví a Bolivia durante un año, pero infelizmente no había mucho trabajo entonces decidí irme al Brasil a buscar mi carrera básicamente y ahí yo ya había empezado haciendo algunos trabajos con la Red OGlobo, empecé con dos compañías de teatro hice unas participaciones en novelas brasileñas y algunas películas, empecé a escribir también en esa época. El 2012 me trajeron de nuevo a Bolivia para filmar la película “Carga sellada” de Julia Vargas, a partir de ese año me volví más residente de La Paz, desde entonces he hecho mucho teatro, dirigí unas 15 obras, he actuado en unas 6 películas. El año ’97 terminé mis estudios en la American Academy of Dramatic Arts. Fui parte de una compañía de teatro llamada “Metropolitan Playhouse of New York” y luego empecé a trabajar en publicidad, especialmente con locución de voz. Paralelamente, hice de todo para pagar mis estudios y sobrevivir: estudié artes marciales hasta convertirme en instructor, fui mesero, fui bar tender, fui cuidador de perros, limpié casas, trabajaba en la librería de la escuela, fui hasta rebatedor de pelotas en un club de tenis. El 2002 tuve mi primera experiencia con el cine boliviano en el film Corazón de Jesús, de Marcos Loayza y luego El Atraco, de Paolo Agazzi. El 2004 volví a Bolivia durante un año pero infelizmente no había mucho trabajo entonces.

 

¿Qué es lo más difícil de ser actor?

FA: Que dependes mucho de proyectos de terceros, que vas a memorizar un texto que seguramente no has escrito, vas a ser dirigido por otra persona, vas a depender de la habilidad de los productores, entonces una de las cosas terribles de ser actor es: esperar. Creo que los actores tenemos que ser un poco más emprendedores y tratar de no esperar a que nos llegue el trabajo, tenemos que estar siempre vigentes, saber que el contar historias, el hacer teatro en este caso y hacer cine, es un esfuerzo de grupo, entonces tratar de ser emprendedor en ese sentido generar, grupos que puedan crear historias en las que puedas actuar. Otro aspecto difícil de ser actor es generar una propia disciplina, estar listo para las oportunidades que puedan aparecer mientras no estás en una producción y mantener el respeto por tu arte. También es un reto es aceptar que no todos van a respetar lo que haces. Que posiblemente no vas a obtener el apoyo de tu entorno, inicialmente desde familia, a amigos y luego de la sociedad en general. En Bolivia, infelizmente, mucha gente no apoya el arte de actuar, posiblemente porque no lo ven como una profesión. Y obviamente, el apoyo casi nulo del Estado, que no tiene programas de formación concretos para que el arte de la actuación, en cualquier lenguaje, crezca.”

 

Si tuvieras que elegir entre el cine y el teatro ¿Con cuál te quedas?

FA: Amo el teatro, amo el cine, es difícil elegir creo que ambos tienen su magia, yo acepto cualquiera de los dos mientras los proyectos sean interesantes y que sean un reto, en los últimos años he estado dirigiendo más teatro y actuando más en cine, pero eso puede cambiar en cualquier momento, como digo tiene que ver mucho con los retos.

 

Has estado en producciones internacionales, cuéntanos tus experiencias por favor.

FA: Todas tienen un sabor maravilloso y de todas puedes sacar experiencias que te dejan lecciones positivas y mucho aprendizaje. La última ha sido maravillosa, “Uno contra todos” que ha sido para Fox, hemos filmado en las montañas de Río de Janeiro, yo hice un personaje que era un traficante que viene de Miami a Bolivia y causa un montón de situaciones al protagonista de la serie, fueron 8 episodios maravillosos de los cuales yo participo en 6 y he podido trabajar con Breno Silveira que es uno de los mejores directores brasileños y un elenco maravilloso, eran días larguísimos, empezábamos 6 de la mañana terminábamos 8 de la noche, las locaciones absolutamente maravillosas en unas haciendas antiguas de café del Estado de Río de Janeiro, un sueño la verdad. Las producciones internacionales en las que he estado han sido diversas, desde muy pequeñas hasta producciones más grandes, el primer largometraje en el que estuve fue en New York que era una película muy independiente, ganó unos premios, mi participación fue muy pequeña, un personaje secundario. Luego pude hacer novelas en el Brasil, desde participaciones de 2 o 3 días hasta participaciones ya más contundentes, en la Red Globo, en la Red Record y hace poco hice una serie para Fox, fui el antagónico de la cuarta y última temporada de “Uno contra todos” que es una serie premiada brasileña de Fox internacional.

 

¿Qué significa Muralla en tu carrera?

FA: Muralla es un trabajo muy especial por varios motivos, uno de los principales es porque he podido trabajar en este proyecto no solamente como actor, pero también como co-guionista y también fui parte del núcleo de la serie La Entrega que fue la serie en la que el personaje Muralla nace, entonces ha sido un reto triple, soy tremendamente agradecido por haber tenido esta oportunidad porque ha subrayado lo que yo creo que es mi manera de comportarme como actor en un set de cine y el trabajo que he tenido que hacer, ha sido agotador, física, mental y emocionalmente. Con “Muralla” hemos podido llegar a empresas cómo HBO, Amazon Prime, he podido ganar el premio Kikito en Gramado, que es el premio más importante entre los festivales del Brasil, y de los más importantes en Latinoamérica.

 

He podido viajar a lugares como Cuba, Australia, Turquía, España, así que para mí es un hito, un antes y un después porque me ha enseñado mucho, no solamente como actor, como profesional del cine.

 

¿Cuáles son tus proyectos para este 2021?

FA: Para el 2021 todo es un misterio, no sabemos qué nos va a traer la pandemia, que medidas van a ser tomadas por los gobiernos. Estoy feliz de poder estar escribiendo guiones para cine y guiones teatrales, entonces tengo planeado escribir bastante, tengo planes de seguir dando clases online, y eventualmente que mis proyectos escritos se concreticen en obras teatrales y cinematográficas. Quiero hacerlo como actor y también como director.

 

¿Qué consejo le das a los jóvenes que sueñan con ser actores?

FA: Que no dejen de estudiar. El oficio de ser actor es para siempre, esa es la maravilla también, siempre vamos mejorando con el tiempo. Que tengan claro qué es lo que quieren, que tengan claras las metas, mucha disciplina, mucha perseverancia, mucha paciencia, mucho trabajo y van a llegar muy lejos y es lo único que se necesita. Les deseo mucha suerte de verdad.

Spread the love

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *