Close sidebar

Deanna Canedo Patiño – La nueva reina de la Alpaca

F ORBES Bolivia la nombró recientemente como la Nueva Reina de la Alpaca, Deanna Canedo Patiño, es sobrina de la exitosa diseñadora de modas y empresaria, Beatriz Canedo Patiño.

 

Es Licenciada en Relaciones Internacionales y Comunicación de Lynn University en Boca Raton, Florida y tiene una Maestría en Administración de Empresas del Instituto de Empresa en Madrid, España.

 

Actualmente es Gerente General y Directora Creativa de la Casa de Diseño Beatriz Canedo Patiño (BCP) desde donde nos contó algunos detalles de su destacada trayectoria profesional.

 

¿Cómo define a Deanna Canedo Patiño?

DCP: Como una mujer de mundo y soñadora, firme en sus convicciones, amante de la naturaleza, del arte. Enamorada de la vida, que se deleita en compartir momentos con familia, amigos y sus mascotas.

 

¿Cuándo comenzó la magia con la alta costura?

DCP: A mis catorce años, cuando por primera vez pise el Atelier de Beatriz, recuerdo como si fuera ayer preguntarle porque brillaba tanto la tela y su exclamación ¡Es alpaca! En estos años junto a ella, de contemplarla porque no era observarla, era contemplar su atención a detalle, a la perfección, ella en su mundo, el cual me abrió las puertas y me sentía como en un mundo mágico.

 

Hay una larga y destacada trayectoria profesional internacional en su haber ¿por qué decidió volver a Bolivia?

DCP: A Es una misión que he llevado en la sangre desde que pude convivir y trabajar con Beatriz a mis catorce años, donde ella fue mi mentora y fue inevitable no querer ser parte de su misión. Ella me impulsó a desarrollar mi educación y profesión en el ámbito empresarial, manteniendo firmemente que la mejor escuela “es la Escuela Beatriz Canedo Patiño.” Regresé a Bolivia de Estados Unidos antes de su partida para ejecutar el plan de transición y asumir la dirección de la Casa Beatriz Canedo Patiño, pero siempre fue un plan de vida, donde ella me influenció en realizarme como profesional en diversos cargos en el exterior para así poder asumir las funciones de la empresa, aportando así una experiencia diversificada para que, en su debido momento de mi retorno, y muy inteligentemente, sienta que independientemente triunfe en mi propio ámbito por mis propios esfuerzos. Es un honor y privilegio continuar el legado de Nuestra Fundadora, no solo como mujer emprendedora, luchadora y pionera como se distinguía ella, pero para promulgar su visión de brindar a Bolivia y al mundo colecciones únicas en alta costura, en los más finos y nobles textiles de camélidos.

 

¿Es difícil para una mujer llegar a cargos gerenciales en empresas grandes?

DCP: Difícil sí, imposible no. No creo en “lo imposible” … uno tiene que tener una visión muy clara de lo que quiere, una convicción inquebrantable y seguir siempre adelante. Las barreras ante el éxito de las mujeres nos las impone la sociedad históricamente, simplemente hay que agradecer los avances en las oportunidades logradas por grandes mujeres en el pasado, inspirarnos en ellas y nuevamente – no rendirse.

 

¿Alguna vez sintió discriminación laboral o trato desigual por ser mujer?

DCP: No creo que exista mujer en el ámbito empresarial que no lo haya sentido o vivido. Lo importante como mujeres empresarias es a través de nuestros logros y trabajo, no permitir que nos tomen en vano y exigir los mismos derechos.

 

¿Cuál es el mayor desafío de una mujer en el campo empresarial?

DCP: Creo que como toda profesional, primero es clave contar con un plan de carrera y segundo, rodearse de buenas personas, con aptitudes y habilidades que puedan asesorar y guiar a uno – tanto internamente en una empresa – como externamente y de diferentes áreas, para así completar un aprendizaje interdisciplinario. En mi carrera he tenido el privilegio de contar con mentoras y mentores que han sido claves en asegurar la proyección de mi desarrollo profesional y personal. Creo firmemente en crear estas redes y espacios de aprendizaje e intercambio mutuo.

 

¿Qué significa ser la “Nueva reina de la Alpaca”?

DCP: Fue un gran honor que recientemente Forbes Bolivia me bautizó como la “Nueva Reina de la Alpaca” y en ambos casos, esto representa una responsabilidad muy seria, de representar, no únicamente esta Marca que amo tanto, pero represento con orgullo mi país natal. Las alpacas no tienen fronteras, son libres, la región andina es mi campo de trabajo e inspiración.

 

¿Cómo se mantiene una marca líder por tantos años en un mercado tan dinámico cómo es el de la moda?

DCP: Siendo fiel a un ADN bien claro de Marca, manteniendo los valores que pese a su misma evolución, se mantienen, como es la calidad, la confección realmente de la alta costura y con un gran equipo que combinando suma más de cien años de experiencia con la Casa.

 

No hay dudas de que BCP es sinónimo de alta moda a nivel mundial, fue fundada afuera ¿por qué retornaron Bolivia?

DCP: La marca fue fundada en Nueva York, al mismo tiempo que diseñadores de actual renombre Oscar de la Renta, Carolina Herrera y Àngel Sanchez.

 

La decisión de Beatriz de retornar a su país natal, tras lograr el éxito en “la gran manzana”, fue justamente por el amor a su país, su visión de crear empresa con la excelencia de mano de obra boliviana y exportar el sello “hecho en Bolivia” como sinónimo de calidad, refinamiento y elegancia atemporal. Era algo muy desafiante al ser una mujer emprendedora y empresaria – pongámonos en el contexto de la época de los años ’80 – donde reinaba la peletería, las mujeres no ejercían puestos de alto mando y muy pocas creaban sus propias empresas. Esta visión innovadora y pionera fue su motor impulsor para ser el ejemplo para tantas mujeres el día de hoy.

 

 

 

 

¿Qué proyecciones hay en Beatriz Canedo Patiño?

DCP: El reconocimiento de la Marca tanto a nivel nacional como internacional nos permite una expansión a los mercados más exigentes de la alta moda, y es una prioridad ampliar la exportación de esta gran marca boliviana a los mercados internacionales a través de modelos de distribución selectivos. Además de expandir nuestra presencia a más países y mercados estaremos trabajando en incrementar la presencia de la marca para seguir construyendo el nombre de Beatriz Canedo Patiño y de Bolivia. Siempre llevando de la mano a nuestro país para ponerlo en lo más alto. Ya estamos ejecutando planes concretos de crecimiento sobre un modelo de distribución exclusivo a mercados exigentes tanto europeos, como latinoamericanos.

 

Traer frescura a la marca sin perder el ADN y sobretodo la calidad. He introducido nuevos diseños, diversificación de técnicas como la incorporación de tejidos nobles como el cashmere, mohair y seda; creación de una línea de tejido en punto y expansión de nuestra paleta de colores. Con una visión innovadora, esta propuesta da a luz un concepto único en calidad, en diseño nunca antes visto en una prenda de vestir tanto a nivel nacional como internacional. Siempre manteniendo la estética de diseño y la esencia de la Marca, donde la finísima materia prima de alpaca siempre será protagonista. Innovamos con la personalización de cada pieza, a través de un proceso de diseño con nuestros Clientes donde se realiza el diseño, selección de color, detalles como bordados o apliques con un acabado perfecto y un resultado de una pieza exclusiva. Estamos trabajando en la expansión y diversificación bajo las líneas – BCP Mujer®, BCP Hombre®, BCP Accesorios®, BCP Hogar® y BCP Novias®- tanto en técnicas como en materia prima.

 

¿Qué mensaje quiere dejar a los lectores de la Revista CLICK?

DCP: La moda va y viene, no busquen lo pasajero, busquen lo verdadero que complemente, aumente y refleje su personalidad. Ser consumidores responsables, apostando por marcas sustentables, éticas y ecológicas es una responsabilidad que tenemos todos al ser conscientes del gran desperdicio y daño medioambiental que genera la “ industria de la moda rápida.

 

Spread the love

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *